t

Escuelas y gestión de calidad

por: Bethania Apolinar Listín Diario

Fuente

Para lograr un aprendizaje de calidad es necesario concatenar varios aspectos, que van desde una inversión integral desde la primera infancia (0-3 años), hasta lograr un liderazgo pedagógico educativo, involucrar a las familias en el proceso y un personal docente lo suficientemente motivado.

 

El planteamiento fue hecho por el especialista mexicano en gestión de calidad de centros educativos públicos y privados, Bernardo Aguilar, durante una entrevista en el LISTÍN DIARIO.

Aguilar ha trabajado, por años, en la implementación de modelos de gestión de calidad.

 

Dijo que la definición y el fortalecimiento de un liderazgo pedagógico educativo bien conducidos, son claves y tienen un gran impacto, una gran incidencia en la mejora de los aprendizajes y finalmente en la calidad de la educación.

 

En cuanto a la inversión en la primera infancia, Aguilar expresó que evidencias científicas y aportes de la neurociencia ofrecen argumentos suficientes para entender que para un cerebro que va a comenzar su formación de aprendizaje a partir de la primaria ya es demasiado tarde para tener todas las posibilidades de aprender.

 

Agregó que aquellos que logran acceder a la educación, pero no tienen la base, el cimiento en su construcción de emociones, “entonces van a tener dificultades en los primeros tres años”.

 

También hay que tomar en cuenta la realidad que vive un gran porcentaje de la población dominicana, con altos grados de vulnerabilidad, con problemas de desnutrición crónica, violencia doméstica y de no tener resueltas sus necesidades básicas, lo que limita sus posibilidades de acceso a la educación.

 

Sostuvo que los países que han decidido invertir de manera integral y decidida en la primera infancia como Colombia, Chile, México, Cuba y Brasil, están comenzando a ver mejores niveles de cobertura, de calidad, y mayor involucramiento de la sociedad.

 

“Las experiencias tempranas, inclusive desde la etapa prenatal, van construyendo todo el andamiaje que el cerebro necesita para estar en posibilidad de aprender”, agregó Aguilar, quien en los últimos 12 años ha sido evaluador de la Fundación Iberoamericana de Excelencia en la Gestión.

 

Explicó todos los beneficios sociales, económicos, políticos y culturales que conlleva la inversión en educación y atención integral de calidad en la primera infancia, que va desde un mayor rendimiento hasta la formación de mejores ciudadanos.

 

Bernardo Aguilar ha sido invitado al país por diferentes instituciones, incluyendo la Universidad Iberoamericana e instituciones del Gobierno. Una de sus últimas visitas fue con motivo del lanzamiento del programa “Quisqueya Empieza Contigo”, que forma parte de los Proyectos Especiales de la Presidencia de la República Dominicana para propiciar el desarrollo educativo del país.